COSTA RICA en LATINOAMÉRICA, desde ESPAÑA « Bonhomia Bonhomia

COSTA RICA en LATINOAMÉRICA, desde ESPAÑA

 

Por: Jordi Piñol Aguilá – CLC Internacional – Presidente.

 

Los españoles somos los latinoamericanos de Europa.

El gran activo del Mundo son las personas.

 

Desde estas premisas voy a exponer mi visión de la situación de LATINO AMÉRICA, con el fin de que COSTA RICA, Centro Estratégico de LATINO AMÉRICA, se mire en el espejo y actúe en consecuencia.

Nunca LATINO AMÉRICA estuvo bien, cuando no es por h es por b, como dicen los del lugar, estamos en una crisis continua.

He visto, escuchado, leído, conversado, con los más expertos, y copio cuando de todo esto saque en conclusión, y mi experiencia me ha aportado, escrito que quiero compartir, lo edito en  4 partes para no aburrir, bien, pues veamos:

La recuperación de EE.UU. y la bajada de los precios internacionales de la energía, beneficia a Centroamérica:

Se prevé un crecimiento del 4% en 2015. La región es un importador neto de hidrocarburos, por lo tanto a mayor demanda, inflación más baja y una mejor posición exterior La apreciación del dólar se traduce en un incremento de turistas desde el gigante económico y un soporte a las remesas de los emigrantes, dos fuentes de ingresos muy relevantes para el área. Hay que aprovechar la oportunidad para hacer un ajuste fiscal tranquilo con reformas tributarias en la mayor parte del área, de una vez hay que atajar los casos de corrupción y la falta de capacidad recaudatoria, ya están bastante enquistados, pero se requiere una operación de cuajo.

Empresarios de primer nivel mundial animan a invertir en LATINOAMÉRICA pese a la nueva crisis económica:

La necesidad de digitalizar las compañías y las sociedades latinoamericanas, porque las empresas que no se digitalicen no van a sobrevivir, lo primero.

Ahora, debemos aprovechar los logros de años pasados, los niveles de inflación de la mayor parte de los países son muy bajos,  junto a ello, en la época de bonanza ha crecido la clase media.

Dejen en manos privadas realizar las inversiones, que sean los empresarios, eso sí, con valores éticos en su gestión que vayan más allá del logro de los resultados empresariales, acabemos con la especulación.

 

El gran reto para LATINOAMÉRICA:

La evolución de la pobreza, por primera vez en la historia del subcontinente haya más gente en la clase media que la que vive en la pobreza. El gran temor es que se pierdan los avances logrados en las últimas dos décadas.

Este es el examen de LATINOAMÉRICA:

El frenazo de China y la caída de precios de las materias primas hace preocupante la situación de LATINOAMÉRICA por el impacto en los ingresos fiscales y porque la caída de exportaciones deteriora el balance externo. La perspectiva de una China menos pujante, de capitales volviendo al refugio del dólar, de una recogida de la liquidez, cambia de forma radical el escenario exterior de los últimos años, en los que LATINOAMÉRICA, además de crecer, ha logrado reducir la pobreza y la desigualdad. Destinar recursos públicos (cuando sea posible) y privados para aumentar la inversión en infraestructuras, avanzar en una mejor regulación de los mercados, apostar por una sanidad y una educación de mayor calidad, hacer de la depreciación, que encarece las importaciones, una oportunidad para que empresas latinoamericanas nutran la demanda de las clases medias, preservar los programas de lucha contra la pobreza… El motor externo ha perdido potencia, ahora es más necesario que nunca encender el motor interno del crecimiento.

LATINOAMÉRICA, del prodigio al peligro:

Después de un ciclo de extraordinario crecimiento económico y progreso social,  están en peligro de perderse muchos de los avances que se alcanzaron en los años de bonanza.

Es un evento recurrente: estadísticamente, esta es la región más volátil del mundo, un porcentaje de esta nueva, amplia, pero aún económicamente precaria clase media está en peligro de dejar de serlo, de nuevo, la mala situación económica puede empujar a millones de latinoamericanos a vivir de nuevo en condiciones de pobreza, las expectativas y aspiraciones de estos nuevos miembros de la clase media son altas y revolucionarias, confiemos en ellos.

Miami vuelve a crecer a golpe de ladrillo:

Siempre fue una referencia para LATINOAMÉRICA, muy en especial para Centroamérica, pues tengámoslo en cuenta: El mercado inmobiliario en Miami está cogiendo velocidad de crucero, este boom inmobiliario es especialmente visible en el centro de la ciudad y en la zona financiera, donde se están edificando enormes rascacielos en espacios insospechados.  En el imaginario colectivo, Miami engarza la seguridad jurídica de la primera potencia mundial con un espacio ideal para el recreo y el descanso en el que nadie parece sentirse extranjero.

El dorado de las infraestructuras:

Otra muy importante referencia, se necesitan desarrollar las infraestructuras, en la mayoría de LATINOAMÉRICA,  está mucho por hacer, o cuando menos, en una gran parte del Continente, incorporar todo el territorio al sistema productivo, para eso se necesita inversión y, sobre todo, seguridad.  Además de mejorar la competitividad y la productividad se estarían haciendo políticas expansivas, a través de la infraestructura se palie la caída de la economía. España es uno de los países del mundo que tiene más experiencia en construir buena infraestructura, inversiones en infraestructuras por medio de concesiones e inversiones públicas y privadas.

En los innovadores está la clave, hay que apoyar y cuidar:

Las razones del retraso en innovación que sufre LATINOAMÉRICA sobre todo, pero también ESPAÑA, está en cómo tratamos a los innovadores. Los países que progresan son los países paranoicos, los que siempre piensan que se están quedando atrás. Un poco de esa paranoia constructiva, como yo la llamo, es lo que nos falta a nosotros [los países latinoamericanos]. Nuestros presidentes nos engañan al decir que los científicos de LATINOAMÉRICA  triunfan en la NASA y que nuestras universidades son las mejores. Todo lo contrario.

Ni una universidad latinoamericana entre las primeras 100, en las pruebas PISA salimos últimos.  En patentes, todos los países de LATINOAMÉRICA  juntos no registramos ni el 10% de las patentes internacionales que registra Corea del Sur. Estamos mal. Tenemos un enorme potencial, pero nuestros dirigentes deberían dejar de disfrazar la realidad.

Hay que actuar con pragmatismo y obsesionarnos con el futuro, y no siempre guiados por la ideología y obsesionados con el pasado. Falta una cultura de la innovación y de la educación de calidad en LATINOAMÉRICA.

Tanto en LATINOAMÉRICA como en ESPAÑA tenemos al máximo de gente creativa. Pero, por sí sola, la creatividad no te conduce al crecimiento económico y a la reducción de la pobreza, porque solo es una de las partes. Para convertirnos en una sociedad innovadora, y no solo ser una sociedad de gente culta y creativa que acaba de tele operador,  antes las personas creativas iban donde estaban las empresas, ahora son las empresas las que van donde está la gente creativa. Los modelos a seguir no pueden seguir siendo los futbolistas o los famosos.

La avalancha de dólares por el petróleo y otras materias primas ha permitido a los presidentes afirmar que han creado un nuevo modelo económico, cuando en realidad lo que han hecho ha sido despilfarrar y, en muchos casos, desperdiciar la mayor oportunidad de la historia reciente de estos países para invertir en una educación de calidad, en ciencia y en tecnología. Algunos dirigentes viven en un planeta irreal. Están totalmente desconectados del mundo, de la economía del conocimiento, donde los países que progresan son los que saben que el trabajo mental vale cada vez más y que el trabajo manual vale cada vez menos.

Democracia inacabada:

Centroamérica es una de las regiones más inseguras del mundo, con alguna excepción, delincuencia, inseguridad y violencia.

El peso de la emigración y las remesas en las sociedades y economías es muy alto.

Un viejo sueño hay que consumar: la unión aduanera de los países del Triángulo, y posiblemente también de Nicaragua y/o Costa Rica. Ninguna de estas economías, ni siquiera Guatemala, es verdaderamente competitiva —o incluso viable— por sí sola. No es seguro que lo sean en un esquema de mercado común, como en los años sesenta, sin México. Y los obstáculos políticos son monumentales. Pero al menos ya se empieza a hablar de eso y a negociarlo. Es otro rayo de esperanza en una región donde no abundan.

Política para idiotas:

En la Grecia clásica, el idiotés era quien no participaba en los asuntos públicos y prefería dedicarse únicamente a sus intereses privados. (…) No sé por qué extraña asociación esta palabra ha terminado por calificar hoy a las personas de escaso talento, cuando parece ocurrir más bien lo contrario: que los más listos son quienes van a lo suyo e incluso tratan de destruir lo público, mientras que el sistema político se ha llenado de gente cuya inteligencia no valoramos especialmente, con mayor o menor razón según los casos. Existe un segundo tipo de idiotas políticos en el que se encuentran todos aquellos que tienen una actitud indiferente hacia la política. La persona que desea que le dejen en paz y no tener que preocuparse de la política acaba siendo el aliado inconsciente de quienes consideran que la política es un espinoso obstáculo para sus sacrosantas intenciones de no dejar nada en paz. La indignación lo pone todo perdido de lugares comunes: nuestro mayor problema es la clase política, son demasiados, se acabaron los partidos, que dimitan todos, da igual quien lo haga, no toman las decisiones correctas o lo hacen demasiado tarde, se pasan todo el día hablando, no juguemos con las emociones, ya no existen la izquierda y la derecha, son incapaces de ponerse de acuerdo, se puede pero no se quiere…(…) La incertidumbre se ha apoderado de los gobernantes, pero también de los gobernados. (…) Si es malo el elitismo aristocrático, también lo es el elitismo popular. Por eso la crisis política en la que nos encontramos no se arregla poniendo a la gente en el lugar de los gobernantes, suprimiendo la dimensión representativa de la democracia. Se trata de que unos y otros, sociedad y sistema político, gestionemos juntos la misma incertidumbre.

La protesta continua:

Las manifestaciones en las calles de las grandes ciudades ilustran el avance de la democracia en LATINOAMÉRICA y sus disfunciones, el poder sindical se desinfla. El Continente asiste a una ola de protestas sin rostro que expresan la impugnación global a todo.

Los Gobiernos populistas comienzan a sufrir el resquebrajamiento de su base, es comprensible. LATINOAMÉRICA es la región que menos crece. Hasta hace poco más de treinta años, las crisis se cortaban con un golpe militar, celebremos la evolución.

La movilización permanente proyecta una imagen de inestabilidad.

La Democracia nunca ha estado mejor:

La situación actual de la democracia en LATINOAMÉRICA, la está llevando al progreso.

La hora de los ciudadanos:

Las dificultades económicas pondrán presión sobre el sistema político. Si, además, el poder de las instituciones democráticas está diluido, la volatilidad macroeconómica bien podría derivar en una intensificación del conflicto social. Las voces que más se escucharán serán las de las nuevas clases medias,  El gran desafío provendrá de la población joven, más educada que sus mayores, pero también más desempleada. No es casual que ellos sean los más desafectados del proceso político. La frustración social podría generalizarse.  Ocurre que esas nuevas clases medias ya no quieren ser clientes, súbditos, piezas desechables de la maquinaria de la perpetuación. Son ciudadanos, reclaman sus derechos, detestan la corrupción, demandan calidad institucional, tienen voz y capacidad de acción colectiva, resisten la pos democracia.

“Mucha política. Dejar de sacar dinero al exterior. Pagar impuestos. Eliminar la economía sumergida. Productividad”.

“…. y alternativas económicas”.  JORDI PIÑOL AGUILÁ

Costa Rica / España 15 de octubre de 2015.


Responder