Emprendedores « Bonhomia Bonhomia

Emprendedores

Chiste de ForgesMe gusta la palabra EMPRENDEDOR, su definición, su concepto, pero últimamente siento que la están utilizando demasiado, para todo, con mucha confusión, por eso quiero dar mi opinión, siempre con el afán de aportar, pero llevo días en ello y “no me sale”, por tanto, como los buenos EMPRENDEDORES, voy arriesgar y decidirme a ello.

Siempre me han considerado un EMPRENDEDOR, pero yo he sido un Empresario, desde niño, por ello al final resolví que EMPRENDEDOR es igual a Empresario y así lo he estado comunicando siempre, de una manera indistinta, con confirmación en una Conferencia, aún hoy vigente, en mis primeros años, que titulaba: De EMPRENDEDOR a Empresario, continuación de otra más personal: De Niño a Ingeniero.

La gran riqueza de una persona es su educación, la gran riqueza de un país es tener un sistema de educación que te prepare para la vida, en todo, y una parte importante es el mundo del trabajo, el mundo de la empresa, de ahí que desde el colegio se debe guiar hacía el denominado “Espíritu EMPRENDEDOR” y a partir de ahí en cada etapa, sea instituto, universidad, escuela de negocio, hasta la “Escuela de EMPRENDEDORES”, y que nunca acaba, pero que ya depende de cada persona con su formación permanente, continua, desde su propio lugar en la vida, personal, social, profesional,…. nuestro patrimonio, este no comporta ni crisis, ni burbujas,…. “la riqueza de un país”, ni materias primas, ni petróleo, Personas bien educadas, bien preparadas. En la escuela a todos nos enseñan a leer y escribir, a crear no.

Por tanto quiero decir, mejor dicho, repetir, sin cansarme día tras día, a las instituciones – trabajo en ello, pero son el poder, cuesta que te hagan caso – que implanten algo tan sencillo como el “Espíritu EMPRENDEDOR”, que ayuden al EMPRENDEDOR, pero sin politiquería, desde cada uno de los EMPRENDEDORES, son los que saben lo que quieren, el Empresario debe ser independiente, libre, con una legislación sin trabas, a la vez transparente y rígida con las normas de obligado cumplimiento, el Empresario no quiere ni caridad – subvenciones -, ni privilegios, solo apoyo y ayuda cuando la necesita. Los que no piensen o actúen así no son Empresarios, mucho menos EMPRENDEDORES.

A los estudiantes, el futuro en gran parte dependerá de ellos, bien en empresas ajenas, o propias – ¿a quién no le gustaría su propia empresa?, que pueda decidir, aquí, en el extranjero, en las dos partes. A los recién titulados, acompañarles en la toma de decisión, hay muchas posibilidades, está la tuya también. A los parados, la oportunidad de cambiar, de hacer otras cosas, de EMPRENDER, de ser Empresario, se te abre un mundo de cosas nuevas para poder hacer. A los que trabajan, sean funcionarios, privados, empresarios, en lo que estén, abrirles los ojos a que otras cosas son posibles. A pesar del ambiente general de depresión y falta de financiación para sus proyectos, y que con solo ilusión no se come, hay que EMPRENDER, la falta de planificación y de conocimiento, se aprende. Los EMPRENDEDORES lo que necesitan es menos trabas para crear empresas, la burocracia acaba con cualquiera. Siempre un plan B, reinventarse.

Cada caso es un mundo, cada persona otro mundo, y dedicar este tiempo a mostrar tus experiencias a otros, enseñar lo que sabes, es lo que dan de sí mis charlas, conferencias, encuentros y debates con EMPRENDEDORES, porqué al final quién decide que hace, como lo hace, es cada uno, nos gusta equivocarnos solos. Desde un día que me dijeron “deja que me equivoque solo” aprendí que este es un camino para el aprendizaje, que como consultor, asesor, consejero, debía decir mi parecer, pero nunca imponer, dejemos que cada uno se “equivoque solo”. Se trata de apuntar, de marcar, el camino, de guiar, nada más.

Cuando una persona, un grupo de personas, deciden montar una empresa, hay cuatro puntos fundamentales sobre los que decidir: 1) el producto-servicio a producir y vender. 2) el mercado. 3) la inversión. 4) los socios. Con unos puntos clave, de obligado cumplimiento, sobre lo que “no se debe hacer”, unas normas de manejo clave de la empresa, un estudio muy práctico de viabilidad de la empresa, y trabajar, trabajar y trabajar. Desde el inicio un plan de formación inicial y continua, y muy y sobre todo, conocer las tareas, funciones y responsabilidades.

La Empresa es una fuente de creación de riqueza, un trabajo para vivir bien, una ilusión continua, y una realización personal sin límites.El árbol del emprendimiento.

Un EMPRENDEDOR, un Empresario, no puede ser tal sin ética, si no es “buena persona”, será otra cosa, rico, poderoso,…. un infiltrado en nuestro mundo, pero en el fondo no es feliz, ni siente, ni vive, aunque a los ojos de la gente y el mundo parezca otra cosa. Hay tres tipos de Empresarios, por herencia, por necesidad, y el que se prepara para serlo. Los componentes de la Empresa son el ético, el estético, y el épico. Todas las crisis, pero sobre todo las crisis en los países desarrollados, comportan “los EMPRENDEDORES a la fuerza”, personas que ya sea por necesidad o por oportunidad, deciden montar una Empresa. Las estadísticas aunque ponen muy mal el carácter EMPRENDEDOR de nuestros adolescentes, no debemos subestimarlos.

Para que no se me olvide, tengo que introducir lo siguiente: “No confundir a los EMPRENDEDORES con  los especuladores”.

¿A dónde van los directivos que ha engullido la crisis?, a la EMPRENDEDURÍA (pocos), Consultoría (muchos), a cambiar de vida (muy pocos, ninguno)…. y de sus experiencias ¿qué nos dicen?.

Es preciso fomentar en los jóvenes el sentido EMPRENDEDOR, despertar su creatividad y capacidad de iniciativa, estimular una actitud positiva y abierta, alentar su espíritu de superación…. y eso ¿cómo se hace?, es lo que estamos obligados a enseñar.

Las Tecnologías, la Globalización, las Redes Sociales, consecuencia de estas tecnologías, la Internacionalización consecuencia de la Globalización, ha cambiado todo, han nacido nuevos EMPRENDEDORES, no todos Empresarios, y lo que sí es claro que un Nuevo Modelo, necesita de Nuevas Empresas que solo Empresarios pueden crear.

El EMPRENDEDOR y la filosofía tienen mucho que ver, por el pensar, las ideas, los sueños. No confundir Ideas con Ocurrencias.Ideas, Soñar, pensar

Cooperativismo Autogestionario, un modelo para EMPRENDEDORES. Hay una relación interminable de ideas a desarrollar que se puedan convertir en proyecto, en empresa, en medio de trabajo, de vida. Los clusters como modelo de negocio. Las star ups. En muchos países la Economía Sumergida – consentida – se ha convertido en EMPRENDEDURÍA, véanse como ejemplo los aparcacoches, gorrillas, de algunos países, los vigilantes,…  eso no es, pero existe, busquemos la transformación.

Autónomo es una forma de Empresa, no necesariamente un EMPRENDEDOR o Empresario.

La Gestión del Conocimiento, el Talento, nos lleva al EMPRENDEDOR, debemos sacar lo mejor de nosotros mismos y de los demás.

Propongo unirse – fusionarse – todos en una gran Plataforma de EMPRENDEDORES, crear una gran Escuela de EMPRENDEDORES, quien dice una, varias, pero es mi opinión, en este momento sobra mucho sobre EMPRENDEDORES, que sirve para bien poco, y faltan otras muy necesarias, imprescindibles para salir de nuestra crisis, que podía ser clave, como dicen los expertos,  para una revolución en el sistema, con una visión realista y acorde, un cambio en el modelo empresarial, basado en la transparencia, la ética, el conocimiento, el management del siglo XXI responsable de esta Nueva Empresa, un proyecto de cambio, Trabajo y Empresa, donde los sindicatos, patronales e instituciones deben adaptarse a la nueva situación, y esto solo se puede hacer desde las necesidades de las personas.

Para terminar deciros, que es mi  idea continuar en el tiempo con lo que denomino, Lecciones de un EMPRESARIO, Ser EMPRESARIO, con asuntos más concretos, mientras quedo a vuestra disposición para aprender con vuestros comentarios, y abierto a cualquier tema, asunto, debate, actuación sobre el mundo EMPRESARIAL.

(*) Cuando queráis hablamos de EMPRENDEDORES, pros y contras, lo que hay y lo que no hay, pero sobre todo como trabajar, crear empleo, realizarse, vivir. O sea hacer cosas, ponerse en marcha, no quedarse quieto, con empleo o no, pero sin parar. Esto solo es el inicio.

Responder