POLÍTICA (II. parte) « Bonhomia Bonhomia

POLÍTICA (II. parte)

REFLEXIONES, para políticos en activo, para los nuevos gobernantes.

En POLÍTICA no hay amigos, o muy pocos, hay acercamientos y alejamientos por  intereses. Cuando te va bien, te salen los amigos por doquier. Cuando te va mal, deja de sonar el teléfono, y cuando te va regular, algunos dicen, vamos a estar aquí, por si acaso.

Si os digo: Principio de Solidaridad + Empatía + Igualdad de Oportunidades. Esfuerzo Personal + Disciplina + Trabajo Bien Hecho. Repartir Equitativamente + Diferencias renta menores (desigualdades) + Protección Social.- Estamos hablando de Derechas o de Izquierdas.

Justicia

Sin justicia no hay democracia.

Decía Saramago: “El poder real es el económico, entonces no tiene sentido hablar de democracia” y le decía yo: No es verdad, el poder de la libertad, de movilizarse, lo cambia todo, es una cuestión de participación y compromiso, presentando propuestas alternativas al capitalismo, a este capitalismo salvaje.

Los jóvenes deben respetar las instituciones, identificarse con el Estado, considerar a los políticos gente cercana e involucrarse en la vida pública desde edades muy tempranas.

Índice de Miseria = Tasa de Paro + Inflación. Acabar con la miseria y la desigualdad, pueblo a pueblo, distrito a distrito, barrio a barrio, por todos los rincones, persona a persona, es posible. Hay veces que la vida aprieta y otras afloja…. se trata siempre de “coraje”.

No estamos hablando del año que viene, si no del país que viene, de cuando acabe la crisis, si no de un nuevo sistema.

En Noruega los superávits del Gobierno van a un fondo, administran su riqueza con una economía intervenida y planificada, destacando  en el primer puesto en desarrollo humano.

En política es muy importante tener razón en el momento preciso, ni antes, ni después. No basta con tener razón, es preciso que los demás te la reconozcan.

Campañas electorales más políticas y menos propagandísticas.

Un Gobierno sin capacidad de actuación en política monetaria (BCE), puede ayudar a atajar una crisis con: Políticas de inversión. Inyectando liquidez. Bajando impuestos. Con reformas estructurales y Formación de parados.

En política lo que interesa no se dice y lo que se dice no interesa.

Participación política de todos, los partidos son tan cerrados que es imposible participar, hay que buscar otras formas. Minúsculos grupos siempre han sido los que han provocado los cambios. Los partidos son clubs antidemocráticos frecuentados por políticos arribistas serviles y no por idealistas del bien común, han impuesto su visión partidista de la realidad. Maquinarias de ganar elecciones.

Dicen que en política es imprescindible aguantar, quién resiste vence, pero a qué precio.

El cinismo político no es normal, la política debe ser limpia, es la propia vida, se trata de respaldar reformas hacia la democracia con apoyo político, técnico y económico.

Democracias sanas son aquellas en las que los ciudadanos dedican algunos años a la política, debe ser un deber cívico, no como un derecho, participar todos en política. En los regímenes parlamentarios POLÍTICA = DEMOCRACIA, por lo que el deterioro de la primera equivale al de la segunda, la solución para poner orden en este caos no es menos política, si no más política con la participación de todos. Es el momento de gente joven, bien asesorada.

Como persona, entiendo que el trabajo de político es una locura. Lo admiro y creo que hay mucha gente en el mundo político que lo hace porque cree que hay que hacerlo.

Los políticos actúan como animales rabiosos, porque, se atacan sin más objetivo que el de pelearse.

Los partidos políticos han evolucionado hacia las peleas subterráneas a la caza de votos y puestos. Miserias internas en vez de intereses generales para reparto de poder. Ajuste de cuentas. Espacios viciados de la politiquería de partido.

Hay que empezar cambiando en el propio partido, después el reformismo, incidir en el poder y en la riqueza. Que los bancos y similares manden menos, que los poderes corporativos pierdan peso, que la riqueza se distribuya mejor. Es una cuestión de ofensiva ideológica.

Existe una forma de hacer política que es “fijar normas pero nunca imponerlas”.

Echo de menos de los políticos la humildad, mensajes honestos y realistas, por eso respeto por esa cantidad de ciudadanos que no se sienten representados por ellos.

Un programa centrado en la regeneración de la política, basta de privilegios y corrupción, se trata de limpiar y democratizar la política. No me cansaré de repetir que hay que actuar con honradez, ética, dignidad.

Para terminar, un hecho que marcaría la pauta, propongo a la Sociedad Civil, que cada uno haga una declaración de transparencia y la ponga a disposición, como cualquier otra identificación, y llevemos una camiseta con el “NO SOY CORRUPTO” y lo mismo en una pegatina, hasta diferenciar los unos de los otros. La organización y celebración del “día internacional contra la corrupción” aquel 9 de diciembre, casi me atrevería a asegurar que la mayoría eran c, pero es que últimamente me cuesta tanto encontrar alguien limpio. No se trata de decir, si no de hacer.

Buen político es el de claridad de ideas, la altura de miras, el sentido de la realidad, la capacidad de acuerdo y, por supuesto, la facilidad de comunicación.

Las instituciones sirven si parten de un sentimiento de comunidad política.

Un Parlamento tiene sentido en la medida en que es representativo de un pueblo.

La otra cara de la Libertad, es la Legalidad.

Presumimos de ser honrados, algo que debe ir con la persona.

Responder